05 DE JUNIO: DÍA MUNDIAL DEL MEDIOAMBIENTE 2020

En el Marco de la Celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, les compartimos este hermoso mensaje reflexivo elaborado por el área de Edupac. 

En estos tiempos de confinamiento, tiempos difíciles sin dudas, puede ser un espacio para la reflexión sobre nuestros hábitos de consumo, la corresponsabilidad de nuestras acciones y como podemos hacer cambios transformadores para enfrentar la crisis climática.  Los invitamos a seguir novedades desde la página web y redes sociales.

Noticias

La Hora de la Naturaleza

Documentales

 El Día Mundial del Medio Ambiente se conmemora cada 5 de junio, fecha designada por las Naciones Unidas en el año 1974 para fomentar la acción ambiental a nivel planetario. Para este año 2020 este organismo internacional ha designado como tema principal la Biodiversidad, pero también con un fuerte énfasis en el avance de los compromisos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de cara a la crisis sanitaria. 

En este día de conmemoración y de reflexión, no queremos desaprovechar la oportunidad para profundizar y poner en valor dos conceptos importantes vinculados estrechamente a nuestro quehacer diario como es la Educación Ambiental y la Participación Ciudadana. De la mano de estos conceptos transformadores contribuimos a dar un paso importante de la reflexión a la acción, de las palabras a los hechos, permitiéndonos avanzar hacia la acción ambiental en términos más concretos. 

La participación ciudadana genera el involucramiento comunitario, por ello es relevante fomentar espacios colaborativos y de cooperación. Con participación se construye identidad colectiva y sentido de pertenencia, lo que nos permite transitar desde la responsabilidad personal a la responsabilidad comunitaria. La participación genera comunidades más inclusivas, por ello es relevante abrir paso a los diferentes enfoques y perspectivas, como el enfoque de género, cultural o de edad, por ejemplo, pues cada aporte y compromiso es valioso y necesario. 

La educación ambiental aporta coherencia entre lo que decimos y hacemos, a través de ella se genera una cultura de sustentabilidad, fundando actitudes y comportamientos éticos y de responsabilidad con nuestro medio ambiente. El aporte de diferentes saberes a la cultura ambiental es fundamental, el saber pedagógico, el saber cultural, el saber comunitario, cada uno de ellos constituye un capital de aprendizaje que es necesario dar a conocer y difundir para la construcción de comunidades más justas y sustentables. 

La crisis sanitaria que estamos enfrentando nos ha mostrado la premura de actuar de manera más armónica y respetuosa con nuestro medio ambiente, pero también nos entrega una oportunidad de generar los cambios necesarios para disminuir nuestros propios impactos. Por ello es importante generar espacios educativos y participativos de manera transversal, involucrando a las escuelas, familias, organizaciones de base, municipios, vecinos, de modo de generar procesos de aprendizajes colectivos. Estas iniciativas educativas y participativas crean valores ambientales y generan cambios de actitudes y comportamientos que abren paso a una nueva forma de relacionarnos entre sí, entre nosotros y con nuestro entorno.